doctordamonte.com.ar -

Parto y atención amigable a las mamás

Existe un fuerte impulso mundial para transformar las prácticas de atención para la madre y tornarlas respetuosas, útiles para la salud psicológica y física de la madre y para el beneficio de sus bebés, ayudando a asegurar una lactancia exitosa.

Siguiendo a los criterios globales, el parto amigable se propone alentar a las mujeres a que utilicen métodos no medicamentosos para aliviar el dolor (a menos que sean necesarios analgésicos o anestésicos debido a complicaciones), impulsarlas a caminar y movilizarse durante el trabajo de parto y asumir la posición de su elección para dar a luz, a no ser que exista una restricción especifica por el estado de la madre y se le explique la razón. También se trata de alentarlas a tener una compañía constante de su elección para recibir apoyo emocional durante el trabajo de parto y parto.

Estudios clínicos que se realizaron en países como Australia, Grecia, Bélgica, Canadá, Reino Unido, Guatemala, México y Sudáfrica demostraron que las parturientas que reciben apoyo personalizado permanente tienen menos probabilidades de recibir analgesia o anestesia regional, tener un parto vaginal instrumentado o una cesárea además, tienen también menos probabilidades de manifestar insatisfacción con su experiencia de parto y más probabilidades de tener un parto vaginal espontáneo.

Cuatro estudios clínicos en los que participaron unas 1000 mujeres demostraron que, en comparación con la atención habitual, el apoyo continuo se asoció con una menor necesidad de oxitocina artificial durante el trabajo de parto, menor cantidad de ingresos de recién nacidos a la unidad especial de atención neonatal, una menor cantidad de informes postparto de dolor intenso en el trabajo de parto y una menor duración del trabajo de parto.

Deje su comentario

Pages
Categories
Meta